Niño de Molina murió por “asfixia por sofocación de carácter homicida”

En dependencias del Servicio Médico Legal en Curicó se practicó la autopsia de Ángel Márquez Zapata, menor de cuatro años de edad cuya desaparición fue denunciada por su familia el lunes 24 de agosto al mediodía y cuyo cuerpo fue encontrado en un sitio eriazo cercano a su hogar la madrugada del jueves en Molina.

El SML informó que para la realización de la pericia se contó con un equipo radiológico facilitado por el Hospital de Curicó.

De acuerdo al reporte del organismo el examen forense determinó que el niño “falleció por asfixia por sofocación de carácter homicida”.

El cuerpo del pequeño estaba al interior de un canal a un costado del Estadio ANFA de Molina, envuelto en toallas y papel alusa. La madrastra del menor Vanessa Trigari Torrejón, de 28 años, confesó que había participado en el traslado de la pequeña víctima ya muerta, hasta el lugar donde finalmente fue encontrado.

La comunidad de Molina reaccionó indignada ante esta revelación y quisieron linchar a la mujer cuando fue detenida.

Este viernes la Gobernación de Curicó, la Intendencia del Maule y la Dirección Regional del Servicio Nacional de Menores (Sename) presentaron una querella en contra de quienes resulten responsables del crimen. El Sename había sido alertado de situaciones de violencia en el hogar de la víctima y dos de sus hermanastros habían sido incorporados recientemente en un plan de diagnóstico y reparación.

La fiscal Barrientos solicitó al Juzgado de Garantía  ampliar la detención de Vanessa Trigari hasta este sábado y se espera sea formalizada en una audiencia programada para las 10:00 horas.

Envía este artículo