Transportes refuerza fiscalización en el norte para cumplir tarifas en la locomoción colectiva

alto

Por otro lado, con el objeto de garantizar una adecuada oferta de transporte para los habitantes de Arica, la cartera dispuso la suspensión de la restricción vehicular de dos dígitos que rige para los taxis colectivos. En Arica e Iquique, además, se prorrogará la vigencia de las revisiones técnicas que vencen el 30 de abril hasta el 30 de mayo.

El reforzamiento del equipo de fiscalización que opera en Iquique para garantizar el cumplimiento de las tarifas vigentes de transporte público y, de esta forma, evitar la especulación, es una de las medidas implementadas por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones en las regiones afectadas por el terremoto del norte.

Lo que se busca con este paquete de medidas es asegurar que los servicios de transporte público tengan continuidad y funcionen de acuerdo con la normativa vigente en las regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá.

Así, el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Andrés Gómez-Lobo, explicó que “para reforzar la fiscalización en la Región de Tarapacá, estamos enviando inspectores desde Antofagasta, para controlar específicamente el cumplimiento de las tarifas vigentes, entre otros aspectos de la prestación de los servicios de transporte público en la zona”.

En esta región, los servicios de transporte público están operando con una mayor normalidad, con una frecuencia de entre 8 y 10 buses por hora. En el caso de la ruta a Alto Hospicio, se está dando prioridad al paso de los servicios de buses.

En Arica, en tanto, el seremi de la cartera dictó una resolución con el objeto de suspender la restricción vehicular que rige para los taxis colectivos hasta el domingo 6 de abril. La posible continuidad de  esta suspensión será evaluada periódicamente.

Finalmente, en ambas regiones se está tramitando un decreto que aumentará la vigencia de los certificados de revisión técnica que vencen el 30 de abril, hasta el 30 de mayo, para dar mayores facilidades a las personas afectadas por la catástrofe.

Envía este artículo