Bayern Múnich vence 5-1 al Wolfsburgo con cinco goles del polaco Lewandowski

Con la friolera de cinco goles del polaco Robert Lewandowski en nueve minutos, el Bayern Múnich humilló en propio campo por 5-1 al Wolfsburgo y se encaramó de forma provisional a la cima de la Bundesliga al disputarse la sexta fecha.

Daniel Caligiuri abrió el marcador para el subcampeón Wolfsburgo a los 27 minutos, pero Lewandowski, ingresado en el segundo tiempo por Thiago Alcántara, hilvanó cinco tantos a un ritmo vertiginoso (51′, 52′, 55′, 57′, 60′) y dejó al rival sin aliento y por los suelos.

El duelo entre los dos mejores equipos de la temporada pasada se disputó en un ambiente de algarabía por la Fiesta de la Cerveza. Hasta la pausa, el Bayern de Josep Guardiola dominó el juego, pero se topó con una defensa pétrea del Wolfsburgo y sólo pudo probar con tiros a distancia de Douglas Costa, Arturo Vidal y Thomas Müller.

El campeón de la Copa Alemana, por su parte, respondió con contragolpes incisivos que lo pusieron en ventaja a los 27 minutos. El ex delantero del Schalke Julian Draxler envió un pase diagonal a Daniel Caligiuri, que lo recogió de volea para estrellarlo contra las redes del Bayern sin dar chance a Manuel Neuer.

El Wolfsburgo dio una lección de eficiencia al campeón germano en el primer parcial, compacto en la defensa y generando peligro cada vez que se acercaba al arco defendido por Neuer.

El zaguero Joshua Guilavogui estuvo a punto de ser el autor del “gol del año” y del 2-0. Fiel a su estilo, Neuer salió hasta el mediocampo en el minuto 38 y paró un balón con el pecho pero lo perdió. Guilavogui probó suerte con un tiro a distancia al arco vacío y el balón chocó con el poste izquierdo.

En el segundo tiempo, Guardiola reaccionó enviando al recuperado Javi Martínez en reemplazo de Juan Bernat y a Lewandowski en lugar de Thiago Alcántara. Y el polaco agradeció el gesto casi de inmediato.

Primero coronó un combinación de pases de Mario Götze, Arturo Vidal y Thomas Müller con el gol del empate. No habían transcurrido 60 segundos que volvió a marcar con un tiro raso. En el 3-1 pateó primero al poste, volvió a disparar para darse con Benaglio y en el tercer intentó gritó gol.

Los 75.000 espectadores que colmaron el Allianz Arena de Múnich no daban crédito a lo que veían. Lewandowski mareó a la defensa del Wolfsburgo y al guardameta Diego Benaglio para marcar el triplete más rápido de la historia del fútbol germano, en cuatro minutos. También la sucesión de cuatro goles fue la más veloz.

Para sellar la goleada inventó una espectacular tijera que se coló junto al palo derecho del arquero.

Así el internacional polaco se inscribió en los anales como el primer sustituto que mete cinco goles en un encuentro de la Liga germana.

“Fue increíble, estoy completamente satisfecho. Sabía que en el segundo tiempo teníamos que marcar”, celebró el héroe de la velada. También Guardiola se deshizo en elogios: “Nunca vi algo así y creo que no lo veré de nuevo”.

Con un máximo de 18 puntos y una diferencia de 20-3 goles, los bávaros ascendieron al primer puesto de la clasificación en solitario, por lo menos hasta mañana, cuando Borussia Dortmund se mida con el Hoffenheim.

El Wolfsburgo, que está tercero, quedó ahora a siete puntos de los pupilos de Guardiola y muy bajo de ánimo. “¿Qué puedo decir? Un delantero de calidad suprema pateó cinco veces a las redes y podría haber anotado siete goles”, fue el balance del técnico del Wolfsburgo, Dieter Hecking.

En Berlín, el Hertha venció por 2-0 al Colonia y avanzó al quinto puesto de la clasificación. El nuevo fichaje Vedad Ibisevic fue autor de los dos goles.

El ascendido Darmstadt se llevó el triunfo por 2-1 en su choque con el Werder Bremen del peruano Claudio Pizarro.

Sandro Wagner, ex jugador del Bremen, fue el autor del doblete, mientras que Aron Johannsson anotó para el Bremen, que quedó dos minutos antes del cierre en inferioridad numérica por doble amonestación a Fin Bartels.

El Hamburgo, por su parte, consiguió un agónico triunfo de 1-0 en campo del Ingolstadt con tanto de Michael Gregoritsch (87′) y se acercó a los puestos de la Liga Europa.

Mañana, el Dortmund visita al atribulado Hoffenheim y el colista Borussia Mönchengladbach recibe al Augsburgo en el primer duelo tras la renuncia del técnico Lucien Favre. El Bayer Leverkusen del mexicano Chicharito Hernández es anfitrión del Mainz, el Hannover se mide con el Stuttgart y el Schalke hace lo propio con el Eintracht Frankfurt.

Envía este artículo